Qué es la gestión de stock y para qué sirve.

Es difícil negar que el mundo está cambiando a una velocidad que supone un gran reto para las empresas que se dedican a gestionar inventarios. Existen cada vez más proveedores, el comercio online atrae competidores a tu mercado y la logística es esencial para garantizar el suministro de ciertos productos. Ante estos escenarios, llevar una buena gestión de stock cobra un protagonismo sin precedentes para mantener la competitividad y evitar roturas de stock.

¿Qué es la gestión de stock?

La gestión de stock es el conjunto de acciones que desarrolla tu negocio para monitorizar la actividad de los productos que requiere el almacén para atender la demanda. El proceso de abastecimiento se apoya en una serie de indicadores que orientan a los responsables de almacén sobre cuando es el momento de hacer pedidos y qué artículos son los que se deben tener en cuenta.

Diferencias entre gestión de stock, control de stocks y optimización de stocks.

La gestión de stock la puedes entender como los procedimientos necesarios para mantener un nivel de inventario equilibrado para abastecer la demanda en tu negocio. Estos procedimientos incluyen la búsqueda activa de, la gestión de y la eficiencia en los procesos de logística.

Por otro lado, el control de stock está compuesto por las acciones orientadas a garantizar que el inventario se ajusta al nivel de demanda y que no se producen pérdidas económicas por el deterioro de los inventarios. Estas pérdidas pueden producirse por robos, mala manipulación o caducidad de los productos que componen el almacén.

Finalmente, puedes implementar medidas de optimización de stocks utilizando las estadísticas de venta de productos en combinación con las distintas variables del proceso de compra. El resultado puede ser una reducción del coste unitario del producto y una gestión just in time de tu logística y reducir al máximo los costes de almacenamiento.

Tipos de stocks.

El stock se puede categorizar según la función de la mercancía o siguiendo un criterio operativo en base al uso previsto para la misma. Los principales tipos de stock son los siguientes:

  • Stock Óptimo – Nivel más eficiente en relación a la demanda
  • Stock Disponible – cantidad en almacén para atender la demanda
  • Stock de Seguridad – nivel mínimo que se debe mantener en almacén para evitar roturas de stock
  • Stock Perecedero – compuesto por mercancía con fecha de caducidad
  • Stock Muerto – compuesto por mercancía sin demanda
  • En qué consiste la gestión de stock;

La gestión de stock más elemental se basa en observar unas reglas de abastecimiento que determinan a que nivel de existencias de un producto hay que hacer un pedido de compra.  Estas reglas son el stock mínimo y el stock máximo de cada artículo. Valorar correctamente estas cantidades es la clave para evitar acumulaciones indeseadas de inventarios.

Realizar pedidos siguiendo estos indicadores y respetar los plazos de entrega que propone cada proveedor para no perforar el umbral del stock son las siguientes acciones que debes realizar.

Beneficios de la gestión de stock.

Los beneficios de la gestión de stock son claros: reducción de costes de almacenamiento, mantener competitividad en el mercado garantizando la oferta y un incremento en el retorno del capital invertido en mercancía.

Desafíos en la gestión de stock.

Aunque pienses que es algo simple, a medida que el número de referencias en el almacén crece, se complica entender cuál es el momento ideal para comprar y la cantidad de producto en la que se debe invertir.

En la actualidad, con la tecnología como aliado, tienes que ver la gestión de stock como una actividad dinámica que requiere toda la información disponible en tu poder para que sea lo más eficiente posible.

Conclusión.

Si tu empresa gestiona un almacén, el reto está servido. Tienes que valorar qué acciones estás tomando para proteger tu inversión y fortalecer tu posición. Conseguir un nivel óptimo de stock debe ser tu principal objetivo si tienes un almacén lleno de mercancía.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Escrito por: